domingo, 28 de octubre de 2012

Esta tarde...

Esta tarde construye utopías sin nombre,
encubriendo su vuelo entre nubes y bruma,
mientras mecen fantasmas en los muros de adobe,
viejas sombras esperan por un claro de luna.

Y aunque a veces parece que el invierno se empeña
en rodar por el tiempo enlodando caminos,
estos pasos que apenas van marcando mi marcha
desafían mañanas, construyendo destinos.

Y mi voz se levanta derrotando mi llanto
grita fuerte la arenga y olvidando su herida,
se hace orgullo rebelde como himno de guerra
aprendido con fuego en batallas de vida.


viernes, 5 de octubre de 2012

Bajo mi sombra

Hay puntos suspensivos o tal vez suspendidos al final de mis horas y me he ido callando, mordiendo los temblores del acento en mi boca. Despierto, me miro y descubro la loca oculta en que en mí habita, este derecho libre a la duda y algún dormido silencio. Estas ganas raras de morir viviendo. No recuerdo en que tiempo olvidé nombrarme, saberme, existirme. Entonces, comienzo a amar la sombra de un antiguo dolor que no deja de seguirme recolectando fantasmas. No, no es que duelan heridas, sólo siento el sabor de su sangre, su textura costrosa y un eco de palabras golpeando la memoria. Hay un trozo de tierra para mí? Un trozo de la tierra donde yaces? A veces habito en pequeños crepúsculos, en momento precisos cuando el alma vaga por frágiles segundos de atardeceres rojos. Quiero irme sabiendo que me voy sin miedo, con el tiempo necesario para despedirme, con la luz que preciso para ver el rostro de los que amo. A veces, quiero dormir mi tiempo.