jueves, 19 de junio de 2014

Te nombro




Te nombro con esta boca impía,
fragmentados acentos en ruegos obsoletos,
manos crucificadas por escarpias  traidoras.
Desde la ceniza, te nombro, 
testigo mudo de hogueras que calcinan  madrugadas,
ciega de futuros, piel revestida de andrajos,
alma arrebatada de infiernos,
colonización de muerte en mi desheredada geografía.

Entre miedos y fragilidades, te nombro,
ahorcando el gemido del recuerdo,
la rabia latiendo en rompientes de mares,
sacrílegas tormentas derribando bahías. 


Te nombro jurando no volver a nombrarte