martes, 15 de enero de 2008

...



Junto al gemido de las horas negras,
tu nombre mutiló mis madrugadas.

2 comentarios:

alma de Loca dijo...

Madrugadas mutiladas, en el espeso gemido de las gargantas secas.

Pilar dijo...

..y en la áridez del temor al olvido