viernes, 18 de abril de 2008

Después de ti, después de mí…






Después de ti, después de mí
no se detuvo el mundo a recoger fragmentos
de huellas suspendidas en derrumbes redimidos,
no hubo silencio en mi silencio,
la soledad marcó su paso inevitable por mis madrugadas,
la lluvia cabalgó los puntos cardinales de nuestra geografía extraviada,
repitiendo su tañido atávico y delator de verdades,
las sombras atraparon la piel de tu voz
y, entonces, sólo escuché acentos entrecortados
de un verso impío en el luto de mi sangre.

Después de ti, después de mí…

18 comentarios:

La DobleM del motor. dijo...

me ha encantado la verdad,te invito a visitar mi blog y a devolverme el comentario,gracias y suerte con tu blog.

Pilar dijo...

Doblem del motor:
Pasé por tu blog y me parece interesante, con bastante información para los adictos a este tipo de motores, lleno de colorido, energético e incluso incentivador.
Ya casi me compro una moto!!!!
;)

Gracias por detener tu motor en mi rincón. Espero que la visita se repita, son bienvenidos.
Un abrazo

Pablo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo dijo...

Bueno, bueno. Te tenia muy desatendida. Es que he estado haciendo obras en casa y aunque aún no he acabado queria solo saludarte fueras a pensar que este sur a desaparecido por el Guadalquivir navegando, ahora por un oceano que nos separa.
Me ha gustado mucho
sublime "las sombras atraparon la piel de tu voz"
que bien expresas las ideas.
y que bien me acabas las cosillas que escribo.
un beso y ya pasare mas pòr aca porque casi estoy acabando las obras.

MaRioSe dijo...

..."y, entonces, sólo escuché acentos entrecortados
de un verso impío en el luto de mi sangre"

Me entró un escalofrio, al leerlo.. y escuchando de fondo a Alejandro Filio... invita a soñar.

Toda mi admiración... un placer leerte.

Ignacio Jaramillo dijo...

La presencia del otro queda en nuestro ser
Aunque no esté en cuerpo
Esté en el sentir
Una imagen evocada
Un susurro en el viente
Un abrazo en el espacio
Ahí está junto a nosotros en la ubicuidad de la existencia

Pilar dijo...

Pablo:
Gracias por navegar por mi sur, a pesar de tus ocupaciones. Sé que el Guadalquivir es generoso en su cauce y no dejará versos en abandono.
Me alegro que te haya gustado este post y más me alegra esa “libertad” que me regalas al permitirme hacer, en parte mío, lo que escribes.

Un abrazo grande
:)

Pilar dijo...

Ea! Mi chiquitita!
Gracias por detenerte y comentar.
Alejandro Filio es el umbral a una poesía que danza junto a los sentimientos y una invitación a soñar y soñar..

Un abrazo grande y gracias por las fotografías
:)

Pilar dijo...

Ignacio!
Bien!! Por fin tu blog!
Pasaré en unos momentos más a caminar por tus versos.
Es verdad, todo queda aunque no sepamos descubrir el lugar exacto de las huellas dejadas.

Un abrazo
:)

Beatriz Lehmann dijo...

Pilar:

"las sombras atraparon la piel de tu voz"

Por cosas de la life, me trasladé a una ciudad que aunque visitada un par de veces no logré conocer.
Recuerdo una laguna artificial y caminos con lluvia.

Abrazos.

Pilar dijo...

..y, seguramente, esa lluvia decoloró los matices de la piel.

Saludos, Beatriz
Un abrazo, amiga mía.

Caminodelsur dijo...

Querida Pilar, te pido leas en el siguiente enlace, http://www.camino-del-sur.blogspot.com/2007/12/pasado.html.
Tu poesía evoca y hace pensar en vivencias semejantes.



Saludos la otra Pilar

Pilar dijo...

La poesía, Pilar, desemboca en sensibilidad y dicha sensibilidad abraza vivencias que son bastante más comunes de lo que imaginamos.
Nos cruzamos, caminaba hacia tu blog.
Voy por esa semejanza ahora.

Un abrazo de mi sur a tu sur
:)

Pedro dijo...

Después de mí no sé, pero después de ti quedará un vacio de inspiración difícil de llenar.
Da gusto leer tus versos.
Besitos.

Patty Camp dijo...

Me gusta tu poesía, te lo digo una vez más (xq siempre da gusto escuchar estas cosas jaja).

"no se detuvo el mundo a recoger fragmentos
de huellas suspendidas en derrumbes redimidos,"

Esos versos están de lo mejor. Me encantan.

Abrazos.

P.S.: Por fin puse un post nuevo en las ruinas...

Pilar dijo...

Pedro:
Gracias mil por tus palabras. Me alientas a seguir en este intento de plasmar vivencias ajenas y propias.

Un abrazo
:)

Pilar dijo...

Bienvenida, nuevamente, Patty bonita!
Gracias por regalarme tu tiempo y tus comentarios. Valoro mucho esos gestos.
Me alegro que te hayan encantado esos versos.

Un abrazo grande!
:)

cefe dijo...

“Las sombras atraparon la piel de tu voz”… Creo que es aquí donde comienza el poema a hacerse humano. Aquí y justamente aquí es donde las palabras se funden con la oscuridad y sólo dan paso al sentimiento a las emociones, al navegar por los latidos y entonces la vida, ausente del dedo acusador, se derrama íntegra entre los dedos del alba.
Este poema, Pili, es simplemente, bellísimo.
Felicitaciones!
Cefe y Luchos.