jueves, 10 de abril de 2008

Intento


A pesar que va en mi pecho tu latido,
y los ecos de un te amo aún gimiendo
en las sábanas del alba que mojamos
con la furia lujuriosa de los cuerpos,
he logrado despatriarte de mi vida
aunque existan heredades de lo nuestro,
te sonrío del umbral de despedida
lastimándome la huella de tus besos.

No es tan fácil el adiós, nunca lo ha sido,
hay abismos que se adueñan del silencio
penetrando la hondonada de la herida
desangrando las arterias de un te quiero.
Sé que negarás tu culpa, como siempre,
mentirás, una vez más, como lo has hecho,
pretendiendo simular tu cobardía,
ocultando torpemente tus secretos.

20 comentarios:

anamorgana dijo...

HOLA Pilar, hermoso y triste lo que has escrito, me ha gustado. El mundo está lleno de cobardes, sí no fuera así iría mejor seguro.Besos
anamorgana

Pilar dijo...

Es verdad, Ana, a veces es necesario soltar amarras aunque una parte de nosotros se vaya con éstas.
Es difícil un adiós, es casi una agonía.

Un abrazo para ti bonita

Caminodelsur dijo...

Que tremendo Pilar, ay Dios, los sentires!!!, aca reflejados en un gran poema. Me recordó un moemnto mío escribí y pretenciosamente llamé "oda al olvido", se que el mío no es un "clásico poema" pero como el tuyo está lleno de esos "sentires".


Abrazos vecinos

Beatriz Lehmann dijo...

ocultando torpemente tus secretos

Torpemente resbalo en tu lengua con alguna palabra que dejaste perdida, descuidada, camuflada.

Abrazos

Pilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pilar dijo...

Torpemente se escapa la torpeza de volver a nombrarte.

Gracias, Beatriz, por incentivarme en este viaje de letras y por tu amistad.

Un abrazo grande

Pilar dijo...

Se lee hermoso: “Oda al olvido”, Pilar. Ojalá un día pueda verla en tu blog.
Los sentires se vuelcan en estallidos incontrolables muchas veces.
Gracias por pasar por este rincón

Un abrazo vecina

Pescador dijo...

Que fuerte e intenso..."despatriarte de mi vida", alguien podría seguir viviendo con esa condición..Hermoso poéma.
Un abrazo con intentos.

Pilar dijo...

Es difícil, Pescador de versos coralinos, pero se puede vivir así aunque sea una constante agonía disfrazada de vida.

Un abrazo grande!
:)

Doncel dijo...

El adiós, siempre es dificil, pero si es para bien.
Mejor un hasta nucan, que un adiós.
Besos desde esta colina.Antonio

Fernando Sarría dijo...

no hay amores faciles...hasta el miedo es un aliado más del olvido...besos.

Pilar dijo...

Es verdad, Fernando, nada es fácil y pareciera que amar se torna en un desafío constantemente arduo.

Un abrazo y gracias por detenerte en mi sur

Pedro dijo...

Un adios a tiempo siempre es una victoria.
Espero que sólo sea un bello poema que te ha salido de dentro.
Besos.

HOMERO dijo...

Si el adiós ya es dificil; mas dificil es cuando se va el ser amado sin decir nada; pero además, se va con otro... la expresión "...he logrado despatriarte de mi vida..." es un buen intento. Un abrazo. H.

Pilar dijo...

Es verdad, Homero, debe ser una agonía insostenible el adiós sabiéndose dejada.
Decir adiós porque ya se ha dicho adiós.

Un abrazo y gracias por pasar
Pilar

Pilar dijo...

Es sólo un intento de poema, Pedro.
Un acercarse al adiós de un adiós.

Un abrazo fraterno y gracias a ti por detenerte en mi sur

Anónimo dijo...

Bueno tu blog Pilar.
Ya ves cómo vamos articulando esta maravillosas red entre las palabras.
Si me permites, te sugiero que leas algo de la poesía de Fernando González-Urízar, gran poeta chileno. Este texto, me recordó su manera de escribir.
Un abrazo de
Andariega

Pilar dijo...

Gracias, Andariega por detener tu marcha y quedarte un ratito por aquí. Es verdad, vamos, poco a poco, construyendo nuevos caminos de unión. Sin duda, buscaré a Fernando González-Urízar.

Un abrazo y felicitaciones por tu blog
:)

profetabar dijo...

El amor, El amor, ese cuerpo que se jura eterno y se baja de nuestra piel dejando tantos sueños y heridas. Sólo espero que este poema responda a la voz del hablante lírico y no a una realidad.

Pilar dijo...

El amor, Profetabar, es desamor disfrazado en necesidades muchas veces.
El poema responde a ese imperioso deseo de escribir y escribir

Gracias, nuevamente, por regalarme tu tiempo y tus palabras.

Un abrazo fraterno