jueves, 14 de febrero de 2008

Fuimos locos..


Fuimos locos, amor, siempre lo fuimos,
golondrinas de inviernos sempiternos.
Nos atábamos las alas a las nubes
y sembrábamos sonrisas en el viento.

…y buscábamos el sur, norte en la vida,
y tejíamos los nidos en sus cielos,
abrigábamos el alma en los trigales
y encendíamos la aurora en cada verso.

¿Lo recuerdas, amor mío, lo recuerdas?,
cada otoño fecundábamos un sueño
al amparo de una luna encubridora ,
desterrábamos pudores en su seno.

Ya no quedan estaciones en la espera,
se han dormido los minutos de mi tiempo
y mis alas, de las nubes, se separan,
como un Icaro de barro, en barro muero.


Fuimos locos, amor, nuestra quimera
hoy se extingue en penumbras de un invierno.

8 comentarios:

Marcial dijo...

Hermoso poema Pilar, la mejor y mayor de las locuras es la del amor, tejer y retejer los hilos que encadenan en los pechos la savia de corazones enamorados, amados...

Abrazos...

Pilar dijo...

Gracias, Marcial.
Tienes mucha razón, además de sumar poesía en como lo has expresado.
Un abrazo

Beatriz Lehmann dijo...

y... de tanta locura ¡ay! ¿qué viene después de tanta locura?

Abrazos y besos

Anónimo dijo...

Pilar:
Piensa que tu blog es tu diario de los sentimientos del día a día, allí puedes descargar tus diferentes estados de ánimo y sentimientos que nacen de lo más profundo de tu ser y que solo tú sabes si tienen o no un destino; yo puedo hacer mío uno o muchos de tus poemas y no fueron escritos para mí, puedo enamorarme de tus sentimientos, de tu ser y no eres mía; la belleza que destilas en tu mirada y que refleja tu rostro, los susurros en tus versos, la suavidad con la que escribes, egoístamente quisiera que fueran mías y sé que jamás las podría alcanzar...no siento envidia de quien te tiene ni de quien te hace sentir en ese estado transitorio cuando escribes, si Dios le bendijo es porque te merece y tú a él.
No necesitas saber mucho para seguir haciendo tu blog, ya está hecho, solo tienes que subir tus temas en general, fotos videos, láminas, y sobre todo aquello que sale de tu alma, tus poemas, tus escritos, ensayos, etc. Así como está, está bien; me gusta, entraré siempre y si no te escribo en el no me reproches, es solo que lo que siento, quiero que solo tu lo sepas.
un beso

Pilar dijo...

Beatriz:
No lo sé..supongo que aún no he sobrepasado ese límite.

Gracias por estar
Un abrazo

Pilar dijo...

Anónimo:
Gracias por estar y por tus consejos!
La amistad es un maravilloso regalo que, sin duda, posee el sortilegio de una entrega bondadosa y la gratificación de sabernos queridos sin que medien intereses.
Tus palabras son hermosas.
Gracias nuevamente, amigo mío.

Un abrazo

Carlos "Bender" Carvajal dijo...

Te pareces a una tarde otoñal de domingo que aunque nace iluminada de rocío y calidece a media tarde, se empuña débil y abandonada como un ovillo entre las primeras aguas sutiles del anochecer...

Carlos,

el niño que enloqueció de amor en tus nostalgias.

Pilar dijo...

Recuerdo ese libro, algunos recreos leyendo, mi colegio, ese niño triste..tragarme su pena, repasar, más encima, las imágenes que el creaba para sí, sus interpretaciones..no sé. Obligada y obligándome, así logré terminarlo.


Quizás , esas tardes de domingo con su compás lento, anómalo, pesado, saturado de 6 días, impulsan al otoño y lo transforman en la estación que más prevalece en nosotros.

Un abrazo fraterno y gracias, nuevamente, Carlos