lunes, 31 de marzo de 2008

Ausencia


Silencié mis palabras, por temor a perderte,
callé mis sentimientos y apacigüé caricias
y hoy, que ya te has ido, buscando un nuevo vuelo,
quisiera que llevaras, contigo, mi sonrisa.

Quizás pasen los años, los días lentamente,
y surquen, en tu cielo, nuevos trinos y versos,
quizás la primavera, no aparezca en tu vida
y el invierno se pose como dueño del tiempo.

Pero quiero que sepas, que aquí estaré siempre
y en el nido silente, que dejaste de herencia,
guardaré los momentos que una vez compartimos
como el mejor legado, mientras lloro tu ausencia.

…Y tal vez me arrepienta de no habértelo dicho,
culpo a esta timidez de boca provinciana,
que se muerde los labios, ahogando el aliento,
por no romper la magia, con su necia palabra.

Quizás, por esas cosas curiosas de la vida,
volvamos a encontrarnos, volvamos a querernos,
tú callarás por miedo a que no quede nada,
yo callaré pensando que es mejor el silencio.

Y pasará la vida, como pasa por todo,
sin oír, en su paso, nuestras voces cansadas
y seremos el eco de un pasado que duele
y seremos derrumbe a este vuelo sin alas.

Entonces, aún dormida, deslizaré mi mano
cautelosa, anhelante, debajo de la almohada,
allí estarán tus versos, como un caudal oculto,
albergando pedazos de tu alma y mi alma.


20 comentarios:

Anónimo dijo...

Que hermoso poema, Pilar...



Rolando.

Pilar dijo...

Señor Anónimo:
Gracias!!
Es un viejo poema, rescatado de las fauces del olvido.

:)
Un abrazo

Fernando dijo...

Es efectivamente un bello poema oportuna y adecuadamente rescatado .

Agradezco tu cari�oso comentario en miblog.

Besos.

Pedro dijo...

¡Cuánta pasión en pocas palabras! Precioso poema. El silencio es una bendición, pero cuando se convierte en vicio, puede llegar a ser una maldición.
Besos sonoros.

Pilar dijo...

Fernando:
No tienes nada que agradecer, al contrario, siempre es un gusto pasar a leerte.
:)

Un abrazo fraterno

Pilar dijo...

Gracias, Pedro.
Es verdad, el silencio, muchas veces, se hace gemido constante.

Besos para ti también

:)

Canto y vida. dijo...

Creo que los sentimientos provocados por la ausencia siempre dejan en el alma un sabor eterno a hojas frescas, como si el tiempo no existiera, y las palabras no siempre pudieran expresar lo que ocurre realmente en nuestra alma.En tu caso, esa ausencia, ha podido brotar como hermoso poema y más aún al combinarlo con el canto, poético también, de Sivio Rodríguez...
¡Qué bello!
Te mando saludos Pilar, y sigue escribiendo.

Pescador dijo...

Hermosa foto, hermoso poéma Pilar...que la ausencia no sea eterna.
Un abrazo

Pilar dijo...

Canto y vida:
Gracias, nuevamente, por tus palabras alentadoras y por regalarme poesía en tus comentarios.
Supongo que seguiré escribiendo mientras no claudiquen mis sueños y locura.

Un abrazo grande

Pilar dijo...

Pescador:
La ausencia jamás es eterna, suele llegar la nostalgia y el recuerdo a hacerle compañía y a ayudarle a olvidar los olvidos.
Las fotografías las tomo yo. Con mayor razón agradezco tu opinión alentadora.

Un abrazo fraterno

Caminodelsur dijo...

Pilar, simplemente, bellisimo, nada que agregar bello, en su forma, en su mensaje en su estructura.

Abrazos

anamorgana dijo...

Hermoso,me ha llegado muy dentro, no te imaginas como. Gracias. Besos
anamorgana

Pilar dijo...

Gracias por tus palabras, Camino del sur. Me ha dado alegría leerte.

Un abrazo grande
:)

Pilar dijo...

Ana:
Me emociona el que te haya llegado de manera oportuna y el que te gustara.

Un abrazo fraterno
:)

Beatriz Lehmann dijo...

¿ Por qué no había visto esto?

Tuve miedo de tu ausencia

Ayer tuve miedo...

de tu corazón a sincopado
rasguñando suspiros muertos

tuve miedo...

De mi boca afilada salivando amor
fuera de tus oídos
En otros gemidos y gritos,estaría despierta
y tu, aletargada en sueños ajenos

tuve miedo...


Entonces, aún dormida, deslizaré mi mano
cautelosa, anhelante, debajo de la almohada,
allí estarán tus versos, como un caudal oculto,
albergando pedazos de tu alma y mi alma.

Abrazos

Pilar dijo...

Las ausencias taladran los segundos construyendo tiempos de olvido.

Abrazos, amiga mía

SaFo dijo...

muy bonito!
felicidades por tu blog!
saludos

Pilar dijo...

Safo:
Gracias, bonita!
Me alegro que te haya gustado, sin duda, me animas a un continuar seguir escribiendo

Un abrazo fraterno

caselo dijo...

Vaya que hermosa forma de dibujar la ausencia. Me encantó esa nostalgia sincera y que no hace daño. Amo tu país por muchas razones y me siento identificado con su cultura. Un abrazo desde Colombia,

Carlos Eduardo

Pilar dijo...

Gracias, Caselo:
Si amas mi país, sin duda aquí también te aman.
La ausencia es autodidacta y se dibuja sola en los rincones de recuerdos que detestan el olvido.

Un abrazo fraterno