domingo, 16 de marzo de 2008

Suspendida




Entonces, me fui al mar y no me iba.
Viajé hacia la montaña y no pude escaparme.
Me encaminé a los valles y no pude marcharme.
Maldita pretensión de partir aún quedándome,
de permanecer en todo aunque quisiera irme.

19 comentarios:

Pescador dijo...

.....me imagino que eso lo provoca el día Domingo con su somnolencia, yo por lo menos mis caminos siempre me llevan al mar, aunque a veces no quiera.....Un abrazo suspendido.

Pilar dijo...

Suspendida como esa hora somnolienta de domingo, que pareciera no querer descolgarse del reloj de la tarde.
Suspendida siempre en los crepúsculos.

Un abrazo afectuoso, Pescador de versos

Beatriz Lehmann dijo...

insisto en arrancar cuando no tengo como camuflarme e insisto en el camuflaje cuando me han abierto las puertas.

Abrazos.

Pilar dijo...

Contradicciones de un tener que..
Y qué?

Abrazo, Beatriz bonita

Pablo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo dijo...

Esa sensación de irse pero quedandose, es porque aunque uno se vaya, siempre permanece sujeto a los sitios y a las personas; Eso es vivir
muy interesante tu blog
si tienes tiempo pasate por el mio gracias desde este sur de España

Pablo dijo...

me ha gustado mucho tu comentario del 29 de noviembre
Es verdad la lluvia trae recuerdos que su agua no borra
gracias por pasarte por mi casa.
yo en la tuya encuentro raices ya lejanas

Pablo dijo...

vuelvo de nuevo (que pesado ¿no?)
para decirte que me ha gustado mucho como has acabado la poesia y mi boca se lleno de aire.
parece que lo has sentido y eso es el fin último de lo que se escribe
gracias por ir y completar y gracias por ir

anamorgana dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog.
ME HA GUSTADO LO QUE HE LEÍDO.Besos
anamorgana

Pilar dijo...

Esa sensación de querer arrancar incluso de la piel..es raro, es..no sé, Pablo.
Ya pasé por tu blog y me quedé en respirar nostalgias, en saborear palabras lentamente, en vivir similitudes.
No, no eres pesado, al contrario, fue una grata sorpresa encontrarte aquí, así, sin más.
Tus escritos regalan ventanas y balcones y se siente muy bien estando ahí.

Un abrazo
Pilar

Pilar dijo...

Gracias, Anamorgana.
Volveré por tu blog

Un abrazo fraterno
Pilar

RosaMaría dijo...

Yo paso también a darte las gracias por tu comentario. Seguro que esa semilla se arraiga,me olvidé de comentar que debajo de esos tremendos árboles de camelia de mi blog hay siempre retoños que la dueña obsequia con amor. Así que seguro que nace tu camelia. Deseo para vos y tu familia amor y constancia en esta etapa, seguir apechugando hasta vencer.
Tu poesía reflexiva es hermosa y sí, como también y tan bien (qué bonito juego de palabras no?)dice Pablo uno siempre permanece en y con las personas y los paisajes tanto de un lugar como del otro. Besos lleno de fuerza y cariño

Pilar dijo...

Rosa:
Gracias a ti por ser una mujer tan especial y armoniosa.
Gracias por cada esquina donde nos hemos encontrado y has sabido brindarme apoyo. Gracias por tu calidez, por tus camelias, tus paisajes.
Gracias por creer que la poesía es posible y está en todo.

Un abrazo muy, pero muy grande

MaRioSe dijo...

¡Ea! pues ya estás "suspendida" por no decir "enlazada" en mi página.
Muaaaaa!

Hibris. dijo...

Bonitos, muy bonitos versos. Justo lo que ahora necesitaba leer.

Un saludo.
Hibris

Pilar dijo...

Hibris:
Me alegro que te haya gustado este desván de letras y que, además, te sirviera lo leído.
Pasaré a verte y a empaparme de

Un abrazo desde mi sur

Pilar dijo...

Mariose bonita:
Es tan agradable reencontrarte y poder gozar de ese tintineo hermoso de tus letras.
Bueno, como puedes ver, tú también ya estás suspendida aquí.

Un abrazo grande

Canto y vida. dijo...

¡Bello, bellísimo!...La dualidad del ser y el querer, cuando la intuición nos domina y no sabemos porqué...
Me ha pasado muchísimas veces.
Un abrazo...

Pilar dijo...

Me alegra mucho el que te haya gustado, bonita.
La dualidad, la contradicción es tan propia de quienes soñamos aún despiertos.

Un abrazo grande!